martes, octubre 07, 2008

Mi querido Mauricio.




Querido Mauricio espero que al recibir ésta pequeña misiva te encuentres muy bien junto a tu linda familia, esposa e hijos y otros seres amados por ti. Yo estoy trabajando como perro que soy, pues no poseo otra forma de poder costear mis gastos y menesteres. El domingo no pude acudir a tu casa por el asunto del video que podríamos lanzar al you tube, en cuanto a ello quisiera hacerte un alcance de poner a Pablo Tutt como director que fue en ese entonces y Mauricio Diaz el editor, siendo el poema Anarquia y una leyenda " El tranque noviembre 2006". Bueno tú eres el artista en la edición y confío en tu buen criterio, elección y realización.

En estos momentos mi extraviada mente anda por áfrica del norte, cerca de las costas de Bolivia en la frontera del horizonte que nunca llega jamás con el golfo de Pinky y Cerebro. Bueno te cuento que ando por estos lados y latitudes cazando los extravagantes Amínoplist voy a disecar algunas cabezas de Amínoplist para regalarte en conjunto con otros amigos que tengo en sant y azko. Ah y llevaré frutas exóticas del desierto del Sahara, pueda ser que en la aduana me dejen pasarla y así agraciar a tus niños.


Mi querido Mauricio te dejo ya que este cocodrilo desgraciado agarró entre sus dientes mi brazo y ahora ya va devorando hasta mi muslo y no quiere soltarlo ya que está celoso por que le comí a su cocadrila.

Si es que no trabajo el sábado estaré después de almuerzo por tu casa para contarte lo vivido en estos rumbos, espero noticias tuyas. Ah y por si acaso consígueme un par de muletas o una silla de ruedas para desplazarme mejor ya que el infeliz cocodrilo me ha arrancado mi pierna derecha, lo bueno que no se llevó quedando intacto mi viril órgano.

Saluda a tu linda esposa, hijos, Pedro el Papá de Rodrigo a Pablo, tu tio Omar y de seguro comeremos carne de cocodrilo a la parrilla. Aunque me amanezca no daré tregua hasta pillar a éste desgraciado que se llevó mi pierna en son de venganza por haberle comido a su esposa cocadrila, que más si ella fue la que se me lanzó encima para comerme y terminé yo comiéndola a ella.
Saludoooooooooos.

3 comentarios:

Akasha Grungie dijo...

¡Tantas aventuras se viven en este pequeño mundo!

¿Y si te haces de piernas nuevas con las del cocodrilo?, sería tremenda combinación, ¿no?


¡Que la Conciencia Encarne en Organización Revolucionaria!

Huayat . dijo...

Querida Akasha la verdad las piernas del cocodrilo no me calzarían ya que son de piernas cortas, lo que sí me injertaría sería su larga cola y sus fauces de feroces colmillos para comer mejor a la especie femenina.
Salud-os desde la jungla asfáltica.

Poetiza dijo...

Hola, no se si la carne de cocodrilo sera deliciosa, nunca me he comido uno crudo. Me gusto mucho imaginarte en el texto, hasta me crei que andas en muletas o con pierna bionica o de madera. Un beso, cuidate.