sábado, noviembre 29, 2008

Con algo de alcohol en el cuerpo, escuchando a mi maestro "Jim Morrisón".


Estando en la cima del precipicio que está próximo a florecer en el amanecer con la brisa marina arropando nuestros cuerpos desnudos, escuchando caracolas que me hablan de tu sensación que me quiere entre tu singular y jugoso botón que ya va a estallar en espasmos cabalgándome con tu lujuriante trance queriendo a la luna alcanzar, gime, gime, gime respirando profundo y riegame con el sudor de tu candente estrechez que a mi dureza necesita lubricar.

Vamos, vamos, vamos exquisita Mujer prueba de lo mío para que al otro lado del espejo después me vengas a visitar, acá tengo penumbras de sensualidad guardadas sólo para ti y sólo debes atreverte a entrar y conocerás mi espectro que deambula a tu alrededor.

Cuando estás sola en tu habitación quién crees que te observa a través del reflejo mientras jadeante tocas tu intimidad, vamos, vamos, vamos , tócate, tócate, tócate para mí y excita a mi ser para que me conviertas en realidad y de tus piernas poder beber y besar del mejor etereo licor, mientras muerdes tus labios en tu desesperación y tus piernas con mi lengua voy a abrir sintiendo cada pliegue en tu frenético éxtasis.

Vamos, vamos, vamos sigue ya estás próxima a mi alma liberar esperando en la obscuridad de tu habitación para tu cuerpo deleitar con mis manos en tus caderas y con mi candente guerrero explorando tu húmeda cavidad, transportándote a las nubes para luego en la ribera de la felicidad dejarnos caer enredados en nuestros brazos rompiendo las alas de la mortalidad.

Las arenas del desierto nos llaman a la desnudez haciendo hervir a dos cuerpos que sólo se quieren devorar al unisono de las machis, chamanes y brujos queriendo la libertad del ser de una vez alcanzar habitando en la verdad del existir, déjame cabalgar entre tus nalgas para la tormenta de tus quejidos y en tu cuerpo vibrar al ritmo de nosotros dos y llevarte hasta el bosque para tu cuerpo refrescar en la cascada de las aguas sublimes y de ti cuidar.

Ya puedo rozar tu jadeante cuerpo con mis estelas, falta poco, poco, poco y sigue frotando tus pechos y tu otra mano en tu jugoso jardín que de mí lo quiere llenar con el desgarro de mi sexualidad, sigue, sigue, sigue, sigue ya estás llegando a mi razón de ser, quiero poseerte entera en cuerpo y alma como debe ser, vamos , vamos, vamos, déjame de ti sentir tu máxima expresión de Mujer abandonando y sintiendo tu corazón que todo lo quiere de mí, tú serás la que a mi maldición exterminarás y luego caminaré de la mano hasta contigo enloquecer de pasión, descansando después de estar ferozmente en el aquelarre entre nosotros dos y tenlo por seguro que yo no descansaré hasta verte rendida con tu sonrisa de Mujer que ya no puede más.

Como estás mi bella Mujer, te das cuenta que no era difícil y somos el uno para el otro y juntos recorreremos senderos llenos de emoción, mi encantadora Mujer, Mujer, Mujer ahora existimos nosotros dos y para los demás somos una pareja que sólo quiere existir mostrándonos sin ambigüedad.

Te adoro mi tan ansiada Mujer por liberar mi alma a la cual tan sólo tú podías entender llevándome a lo culmine de sentir tu tan deleitosa femenina razón.

Estoy esperándote para tratar de entender lo que llaman amor, acá estoy dentro de mi obscuridad esperándote, acá estoy, atraviesa las puertas, acá estoy esperándote . . .
Cierzo.


viernes, noviembre 28, 2008

Aguas de Seducción.


Esa nublada y templada tarde playera que habita en mi imaginación con el sonido de las olas de mar en el contraste con tu bello cuerpo que pude observar a través del transparente vestido que portabas indicando ser muy sensual, allí fue donde por primera vez me fijé en ti mi adorada Mujer y de ti me enamoré.


Ya después cuando en lentitud entraste desnuda a la vertiente de mi alma combinando tu belleza con el juego de seducción, produciendo la ebullición de mi existir con tu tierno mirar entregando a mis aguas tranquilidad.



Te lanzaste en medio de mi ser bañando tu cuerpo y nadando en el agua cristalina y pura que por largo rato abrazó y acarició toda tu intimidad, exquisita intimidad . . ., sí, sí, sí disfruté de ti con lo mejor de mi existir.


En la mañana al levantarme pude observarte dormir cual ángel eres para mí y recordar la noche que pasamos amándonos con suspiros, gemidos, jadeantes movimientos alcanzando una estrella a la vez, no quedando ninguna de ellas en el cielo por que todas quedaron enredadas en tus cabellos y aura de femenina Mujer y sólo quiero habitar en ti como tu lo haces en mí para que florezcan las emociones al ritmo de nuestro candor y éxtasis . . . de tu cuerpo vibrar en la placidez del deseo y la intimidad contigo compartir.


Sin alejarme de ti, te llevo a todas partes en mi imaginación Je T'Aime, Je T'Aime, Je T'Aime . . . Te quiero cerca para que cuides de mi descuidado corazón que sólo palpita por ti.
Cierzo.

miércoles, noviembre 26, 2008

Volando contigo.


Esta noche sí que ha sido fantasiosa y el hecho de mi espectro contigo bailar en las penumbras de "Morrisón Bar" es una divina experiencia contigo estar, bebiendo unos tragos mientras apoyas tu frente en mi hombro y coqueta suspiras en mi cuello llevándome en mi imaginación a volar por los senderos de tu cuerpo y ansiosa aurora de Mujer fenomenal.


Nos vamos a mi caverna surcando las nubes en que la noche nos deja planear libremente al son de nuestras alas cargadas de ansiedad de luego querer llegar atravesando el precipicio del acantilado de mi ser, subiendo tan alto para que nadie nos pueda molestar y apoderarme del sabor de tu fragante y deleitosa piel.

En lo alto del precipicio en mi caverna con una disminuida vela en mi escritorio de piedra y con muchos poemas que contigo debo terminar, mi cama en su colchón de pétalos de rosas y los inciensos que acompañan tan bella obra pictórica que es tu cuerpo desnudo observar y la delicadeza de tus movimientos al observar mi artesanía que guardo en este lugar.



Bendita eres para mí, benditos tus padres que procrearon, dieron a luz a tan bella Mujer que enloquece y produce oleadas en mi existir, bendita desnudez es la tuya que a mis ojos hace florecer al observar y percibir tus senos rozando mi pecho, tus brazos sobre mi cuello erguiendo mis hombros en leve frenesí, mis manos recorriendo tu espalda con mis dedos parpando cada poro de tu perfecta piel del más puro algodón, mientras mis labios se apoderan de tus besos, mejillas y mentón para hacerte temblar y provocar en tu ser la ebullición de los placeres que están templados en ti, que yo despertaré, maravillosa, mi maravillosa Mujer que absorbe los encantos que sólo te puedo entregar acá dentro de mi obscuridad.



Estando en el balcón de mi caverna bajo la luminosidad de los astros que nos brindan su apoyo frente a nuestra unión y con la fogata que irradia fraternal calor estando nuestros cuerpos en la sinuosidad de los ritmos de lujuria, éxtasis y devoción, puedo percatarme de cuanto necesito y necesitaré cada día que despierte conjurando estar junto a ti.



Tu cuello elevándose en el aire con tus manos acariciando tus cabellos mientras te sostengo de tu espalda y con mi lengua cosquillear tus pezones a punto de florecer con tu ombligo danzante al ritmo de las mariposas que habitan tu corazón y la humedad que inunda nuestra sexualidad con tu palpitante botón que habita en profundidad que a mi endurecido sentir lo quiere tragar con tus movimientos encima de mi furor que te penetra con desesperación para renacer en el quejido alojado en el morder de labios y luego estallar, estallar, estallar en espasmos regando tu interior con el bálsamo que brota de mi sensibilidad en el unisono del estallido que indica que ya no pudimos soportar más grrrrrr, ahhhhhh . . . y la felicidad de mi cuerpo contigo compartir y el tuyo devorar para caer en el vuelo de nuestros sentidos y veneración.


Mujer, Mujer, Mujer por ti mantengo la vida y la ilusión de poder compartir los momentos que disfrutaremos en nuestra magistral unión, ya sabes que tan sólo contigo quiero estar, estoy esperando el día en que empiece a conocerte para juntos volar con las alas impregnadas de amor.

Estoy, estoy, estoy, est . . .
Cierzo.






domingo, noviembre 23, 2008

Habitando mi Capullo Crísalido.



Volando en los sueños que habitan los recovecos de tu tan tierno corazón que percibo desde mi lejana situación, me has llevado surcando las ventiscas del otoño que comienza con nuestra mágica unión, trasladándome en el centro de tu cráter húmedo que erupciona en tus suspiros y jadeos que tanto hacen temblar mi cuerpo y virilidad con los encantos de tu femineidad.




Me transportas hasta tu frenesí en torbellinos de seducción mezclados con sensualidad para apoderarte de mi masculinidad la cual quiere sentir los pliegues de tu intimidad, intimidad . . . , humedad que invade mi entrepierna mientras devoro tus pechos posando mi lengua en tus pezones que tanto deleite me dan.


Posar mis lentos soplidos en tu cuello, lóbulos y nuca que por siempre anidarán en tus cabellos que reflectan los rayos del sol y por sobre todo tu mentón mordisquear para luego de tus labios ardientes saborear, mientras estás montada encima absorbiendo mis movimientos que hasta tu corazón quieren llegar sosteniéndote con mis manos de tu cintura para así sentir tu exquisita profundidad elevándote para dejarte caer en mi dureza erguida por tu furor y luego lanzar llamaradas de felicidad en nuestro orgasmo que irradia el fruto de atracción que sentimos en máxima expresión ah, ah, aaaaaaah, uuuuuuuuuffssss . . . , después juntos descansar abrazados en nuestro sudor envuelto con la fragancia de tu lozana piel que tanto me hace enloquecer para más tarde volver a comenzar . . .


Eso, eso, eso . . . , eso es lo que provocas dentro de mi imaginación la cual sólo quiere reventar, reventar, reventar en tu intima posesión que algún día encontraré, sí, sí, sí, espero encontrarte luego para contigo desaparecer en besos, caricias, lujuria y esplendor.

Espero encontrarte para que suavices las rocas de mi corazón.
Cierzo.



sábado, noviembre 22, 2008

Imaginación.



Esas brisas marinas que escandalizaban tus cabellos cuando estabas sentada en los roqueríos del acantilado de mi ser y la luna intrigante y curiosa en conjunto con las estrellas estaban observándote mientras leías el poema que escribí sólo para ti y la silueta de tu hermoso cuerpo que resaltaba en su máximo resplandor por los reflejos de los astros que hacían eco con el sonido de las olas del mar de mi corazón agitado por tus encantos de Mujer, Mujer, Mujer que alborota mi existencia al besar tus labios llenos de placer y pasión.

Ha sido la mejor de mis mañanas cuando a tu lado desperté acurrucados en aquella playa desierta que compartimos solos nosotros dos después que en la noche viajamos al planeta Venus para amarnos en toda dirección y devoción por estar juntos en nuestra magnifica unión y nitidez.

Aquella mañana desde que te conocí y todas las mañanas que despertamos juntos en nuestro nido de puro amor y esas noches que disfrutamos en la dicha y placer han sido lo mejor de mi existir y por ti moriré . . .

Y como siempre a tu oído susurraré Je T'Aime.
Cierzo.

jueves, noviembre 20, 2008

Imaginándote.


Aquella noche empezó en aquel restaurant entre comidas y copas, conversación interesante y muchas sonrisas que revoloteaban alrededor de tu sensual boca y después nos fuimos a la habitación para luego explorar nuestros cuerpos en donde llegué a besar tu misteriosa alma envuelta en brasas de seducción y al despertar en la mañana te observé con tu encantador cuerpo desnudo mirando a través de la ventana y pude percatarme de la belleza en tu ser que tanto me embriaga . . . Me enloqueces cuando sonríes con tu singular mirada y te me entregas en cuerpo y alma.
Je T'Aime.

Cierzo.

martes, noviembre 18, 2008

De los Versos Prohibidos.



Quiero y necesito mojar mi alma junto a la tuya sudando en el estrépito de nuestros cuerpos desnudos y libres en la candencia de mi virilidad en conjunto con tu maravillosa femineidad, sí, sí, sí, eso, eso, eso quiero junto a ti explotar en los gemidos y movimientos de nuestra felicidad y sólo contigo estar . . .

lunes, noviembre 17, 2008

De los Versos Prohibidos.



En el misterio de la noche mientras duermas llegaré silente hasta tu cama, descorreré lentamente tus sedosas sábanas besando con mis labios ardientes tu cuerpo envuelto en llamas y todas las mañanas bajo tu almohada dejaré mis suspiros para que conjures a que luego vuelva a estar entre tus brazos . . ., en los brazos de mi Amada.
Cierzo.



jueves, noviembre 13, 2008

Otro de los Versos Prohibidos.


Quiero tener el mejor de los orgasmos contigo en lo alto de una cordillera en una noche cualquiera cosa que puedas alcanzar con tus insinuantes manos a la estrella que quieras o todas ellas.
Como siempre Je T'Aime.

miércoles, noviembre 05, 2008

Amada Mía.



Amada mía estoy en la profundidad del acantilado de mi ser quemándome en mis propias llamas y aún sulfurando poemas para ti en mi angustia de poder sellar tus labios con todo mi placer.

Las fiebres y heridas me siguen por doquier aniquilándome con gran sadismo y catapultando mi desolada vida, sólo quiero enredarme en tus inquietantes brazos para renacer en el nido de tus sueños que tienes guardados en tu esplendorosa alma de Mujer que todo lo quiere de mí . . .

Los momentos han sido fulminantes y no nítidos dentro de las estelas de mi vida terrena la cual debo soportar con la ilusión de volver a encontrarte en mi eterno vagar de morir y volver a nacer sintiendo esta ambigua civilización.

Si tan sólo pudiese sentir tus raíces para luego elevarme por tus piernas llegando hasta tu corazón y hacerte vibrar al ritmo de mis labios alborotados por tu jadeante frenesí indicándome que ya no resistes más y que estás próxima a reventar en lujuria pura y sin pensar.

Tomar y recorrer tus miembros femeninos con la dedicación que sólo a ti entregaré, sembrando y cosechando a la vez lo mejor de tu hermoso ser, susurrando a tu oído que eres la Mujer que por tanto tiempo siempre busqué , mientras mis manos en tu cintura te arrebatan lentamente tus vestidos para juntos quedar cómplices al desnudo sintiendo tu alterado corazón.

Cobijarte en la unión de mis piernas poseyéndote en la ternura de tu mirar, extasiar mi boca ardiente en cada botón de tus pechos próximos a florecer y tus pequeños hombros en lentitud devorar mientras se entregan sólo a mí y mis caricias por tus mejillas en conjunto con tu mentón mordisquear y con mis manos a través de tus cabellos ancladas en tu nuca sostenerte mientras invado tu intima femineidad en el temple de tu sexualidad que quiere estallar humectando mi virilidad en tu palpitante cavidad, escuchando los sonidos sollozantes que escapan de tu lengua y boca en los espasmódicos movimientos de tu cuerpo que me provocan tanta felicidad.

Poseerte, poseerte, poseerte en nuestra embriagante calidez y sentir la energía que aflora a través de tu lozana piel fraguada en el sudor de nuestros cuerpos mojados por la dicha de ser pareja en nuestra inédita devoción.

Vibrar junto a ti, vibrar, vibrar al entorno con nuestros cuerpos en el remolino de besos y caricias sintiendo lo mejor de ti durmiendo en el conjuro de nuestra desnudez y cualidad.

Estoy esperándote, Je T'Aime.

Cierzo.

sábado, noviembre 01, 2008

Sólo a ti.


Quiero seducirte con mi mirada y llevarte al cobijo de mi almohada, una vez que estés dentro de mi acantilado despojarte de tus intimas prendas para luego habitar en tu pulular de quejidos y suspiros que se liberan en nuestro nido de besos y caricias, disfrutando al máximo de tus encantos enraizados en tu maravillosa sonrisa que tanto me incita.

Quiero, quiero, quiero, quiero todo de ti, sólo de ti quiero . . .