lunes, febrero 09, 2009

El Cordero.


El lobo en su instinto bajó de la colina y se entrometió en el rebaño poniéndose la piel de cordero, quiso saber lo que es vivir como cordero pasando desapercibido entre ellos y en su humildad recibió el menosprecio sintiendo lo arrogantes, petulantes, vanidosos y estupidos que pueden llegar a ser los corderos.

Así fue como el lobo recorrió los caminos del rebaño alimentándose de la hierba en la tundra y pasó el invierno zambullendo su hocico en el frio hielo para calmar su apetito, ya que nunca quiso hacer daño a los borregos y corderos, es más él sentía misericordia por ellos.

En las noches de luna llena el lobo en secreto volvía a lo alto de su colina para aullar su triste agonía de vivir la soledad de su existencia, aullaba y aullaba con desolador dolor su incomprensión y tener que buscar entre el rebaño de corderos algo de misera compañía.

Así pasaron los años dándose cuenta de la tristeza que significa tener vida anhelando una compañera, pasó otoños, inviernos, primaveras y veranos siempre observando a la vida entre corderos buscando la simpleza y viviendo en toda su plenitud la humildad de su existencia.

Una noche de luna llena mientras llevaba su rito de reclamarle a la luna, se escuchó en la lejanía a quien le respondía en sus aullidos, encontrándose con una manada de lobos a los cuales se presentó en toda su humilde costumbre, pero no se dio cuenta que llevaba la piel y el olor a cordero.

Allá en lo alto de aquella colina quedaron los restos mortales del lobo que quiso ser cordero en busca de algo de compañía, la manada de su misma especie lo mató y se alimentó de él, pues tenía el aspecto de cordero a parte que él habitaba en completa soledad en aquella colina.

En las noches de luna llena aún se escuchan los aullidos de aquel lobo con piel de cordero y quienes saben su historia dicen: Mira, escucha el desgarro del lobo cordero que fue humilde y fraterno, pero la vida fue miserable e ironica al darle compañía.

Esta es la historia del lobo cordero que en verdad no fue lobo, ni cordero y mientras moría siendo su cuerpo desgarrado y tragado por las quijadas de los otros lobos, sólo lagrimas emitía con sus ojos clavados en la luna y estrellas entendiendo que sólo fue extranjero en esta tierra de la cual fue prisionero y victima.
Cierzo.

13 comentarios:

Marysol dijo...

Pobre lobo que equivocó la manada...
A veces buscamos en los lugares errados y cuando nos damos cuenta, ya es demasiado tarde...
Interesante historia, querido Huayat, nos lleva a reflexionar.
Te dejo un besito cálido y sereno.

aceituna verde dijo...

Si el poeta eres tú, como dijo el poeta, y el q ha tumbado estrellas en mil noches de lluvias coloridas eres tú... si el que asoma al futuro su perfil y lo estrena con voces de fusil... guerrero para siempre , tiempo eterno... qué puedo yo cantarte ... en vano busco en mi guitarra tu dolor y en mi jardin ya todo es bello no hay temos... pude darle una cancion al sol o morir sin amor... que tengo yo que hablarte comandante... si el poeta eres tu..."si el poeta eres tú"(P. M.)
besos de alas dobladas

Patricia dijo...

Que triste historia...es el precio de una indesicion, es el precio de no encontrar su propia identidad.
Un beso querido amigo, me voy con mi lagrima.

Akasha -Renegade of Grunge- dijo...

Con máscaras nos damos cuenta de algunas verdades, incluso un lobo se da cuenta que aún entre su misma especie se encuentra la voracidad y falta de compañerismo... en fin, son lecciones, algunas muy caras pero que enseñan.

Oscuras Reverencias.

AriaDna dijo...

mi querido amigo es una historia muy triste

quiero dejarte cariños y espero que estés bien

un besazo

maribel dijo...

PASE A SALUDARTE Y ME ENCONTRE CON ESTA TRISTE HISTORIA ,SU PROBLEMA FUE QUE EN SU BONDAD NO PUDO DEJAR BIEN EN CLARO CUAL ERA SU ESENCIA ,Y CUAL SU LUGAR EN ESTE MUNDO .BESOS Y HASTA SIEMPRE
GRACIAS POR TUS DULCES COMENTARIOS EN MI BLOG ,ME ENCANTAN TUS VISITAS

Adrianina dijo...

Poco prudente el lobo, evidentemente no se trataba de un lobo viejo.
Pero de los errores se aprende, y mucho...


Besote grande para vos

EMBRUJADA dijo...

Mi querido huayat, Gracias por no olvidarme y a pesar de no poder entrar en mi blog ,dejarme constancia en tus correos de tu cariño y amistad.
Yo prefiero venir aquì y leerte y asì de paso te dejo mi cariño.

Te dejo besos Lobos..

Dulcemente Embrujada.

Supermamá dijo...

Cuantos nos pasa lo mismo y nos sentimos extraños en un mundo que no es el nuestro...El simple ahullido a la luna, es seña suficiente de diferencia entre corazón y mente..

Precioso como siempre Huayat. Para ti un fuerte abrazo desde esta urbe que siento tan ajena.

bss

Poetiza dijo...

Amigo Huayat, triste historia la que nos regalas hoy. Asi como ese pobre lobo, habemos muchos en el mundo. Extranjeros en nuestra propia tierra. Yo soy casi como ese pobre lobo que aulla a la luna, triste y solitario..............Besos, cuidate.

Arantza G. dijo...

Me has emocionado con esta historia.
Solo me queda llorar a la luna...
Un beso.

Lobo Collinao dijo...

Barba, no te metas con los LOBOS
sobretodo si son dilexiko

Anónimo dijo...

Esta increible esta historia y tambien es parte de nuestra realidad a veces nos equivocamos en el momento de escoger las personas que esten en nuestra vida y cuando llegan las correctas es demasiado tarde asi es nuestra vida de lobos...