miércoles, abril 29, 2009

SEÑORAS Y SEÑORES


Señoras y Señores sólo quise escribir algo de lo mío, retratar en letras mi sentir mientras tuve vida entre marejadas de copas y copas y más copas, en conjunto de todas mis borracheras, ¡¡ Salute !!, observando sus costumbres en lo que fue mi poca experiencia entre medio de todas esas botellas vacías, botellas y garrafas que vaciamos al son de la Poesía Jolgorienta y además sedienta.

Hubiese querido ser Poeta, pero ¡¡ No soy Poeta !! y no me siento Poeta, pues para mí, ser Poeta no es tan sólo escribir Poesía, ser Poeta es sublime y trascendente, es agarrar a la vida por la cola y llevársela por los recovecos de la existencia para hacerle el amor arriba de un árbol o en la obscuridad de cualquier esquina, también allá arriba de aquella colina o simplemente bebérsela de un sorbo hasta que no queden huellas y cenizas de un voraz idilio en una noche cargada de intrigas.

Más yo me declaro ezklabo de mis estupideces y tormentos de no llegar a conocer a la vida, ni siquiera un pelo he conocido de Ella estando en mis tinieblas, pero en fin lo que quiero dejar en claro es: " No soy Poeta", pues los Poetas caminan por sus sendas enamorando a la vida para luego hacerla mierda y junto a Éllos van en marcha todas sus musas adornando sus poesías y delirios entre las noches tibias y bohemias.

Soy un ezklabo y estúpido que algo de poesía escribe queriendo sentir a la vida que ha sido esquiva conmigo, bueno no he sido el único, sólo que los demás pretenden ser Poetas dentro de su egolatría y petulancia, sin ser verdaderos Poetas, más yo sólo quiero dejar de escribir estas letras sangrientas que sutilmente me llevan a la tumba.

Tumba, tumba, tumba que te busco y he buscado en mis momentos suicidas para olvidarme que alguna vez tuve vida. Lamento mis estupideces y amo a mi Familia y por Ellos sigo con vida y el buen recuerdo de todas Ellas.

No soy Poeta, no soy Poeta, no soy Poeta y mucho menos esa estupidez de hacerse llamar Anti Poeta que para mí es egolatría pura.

Salute, salute y muchos salutes más por la Poesía y tráiganme la otra ronda que aún plata me queda y quiero puro emborracharme queriendo despertar en los brazos de Élla.
Cierzo.

viernes, abril 24, 2009

Éfebron nay tou niu cha que ouweín ta shou omng, nas mash o wey.


A ti Mujer es nuestra situación, quizás en la otra orilla nos encontremos y podamos comunicarnos con nuestro nítido dialogo corporal, para producir el torbellino que nos llevará a otra dimensión donde habitaremos en el jardín de besos, caricias y nos alimentaremos de sensaciones nutridas con lo mejor de nosotros dos.



Por eso hoy cruzo ciudades, campos, montañas y me despojo de lo material para encontrarte y estando en la otra orilla de este río caudaloso que posee mucha energía, sólo quiero sentir tus señales, sentirte saltar diciéndome: ¡¡ Aquí estoy, acá estoy esperándote, sólo debes saltar !!.




Sólo debes darme las señales con las cuales tendré claro mi nirvana enraizado en tus brazos, en tu boca, tus cabellos y toda tu suavidad enclaustrada en mi capricho de encontrarte libre de toda vivencia pasada y tan sólo ser lo que eres para mí, para mí eres relámpago de sensaciones, terremoto de situaciones y el mayor volcán eruptivo próximo a estallar en todo lo que es mi existir.



Mi ser, mi ser es un capricho que yo inventé amándote , sólo estando contigo y olvidarme de lo trivial para habitar en lo que realmente somos nosotros dos y eso quiero de ti, quiero, quiero, quiero encontrarte y es por eso que me retiré de lo mundanal estando en esta orilla y esperando tus señales con tu propia singularidad.



Ya no sé cuantas noches desiertas he pasado en esta orilla, enciendo fogatas y ordeno a las estrellas en perfecta conjunción como señales para ti, diciéndote acá estoy esperándote, los arboles me hablan y dicen, sólo debo esperar, las brisas me acarician con la idea de hacerme sentirte en tu ausencia y que pronto llegarás.




Acá estoy tranquilo escribiendo algo que te haga sentir lo que yo siento por ti y cuando estés en la otra orilla del río caudaloso no lo pensaré, sólo saltaré con mis fuerzas de fenix para entre tus brazos renacer amándote y sientas lo que realmente soy.




Sólo te pido que no te demores más, pues mi Quazar no esperará mucho, acá estoy entre fogata y fogata y más fogatas alimentando mi soledad, dentro de el acantilado de mi ser y sólo pretendo comunicarme contigo dentro de nuestra situación para volar en el precipicio del existir devorándote.


Cierzo.

lunes, abril 20, 2009

Hacia la Montaña.


Ya comenzaron las diarreas y espasmos, en conjunto con vómitos y fiebres, llevo tres días sin poder levantarme y quiero puro tomar la senda en la cual los elefantes se van a la montaña para su último halo de vida dejar entre las hojas secas y atrás no dejar huellas de mi experiencia.

A veces hubiese querido la vida que el humano común lleva, haber amado intensamente a una Mujer bella, haber tenido hijos y verles crecer en el resguardo de mi fuerza y la ternura de su Madre que tan sólo ella refleja, pero conmigo no se dio aquel tan bello sentimiento y reconozco lo estúpido, que he sido.

Hubiese querido producir tantas cosas para que los demás me entendiesen, pero a mí me tocó vivir al otro lado de la burbuja, allá donde la soledad es la única compañía observando a los zorzales que danzan en las otoñales brisas y las ramas de los hermosos sauces que en el viento se tambalean.

Todo un Zaratuztra me siento, tan sólo que yo estoy en mi viaje de vuelta después de haber convivido en lo que ellos llaman civilización y me retiro con mi evidente agonía de no haber podido con alguien comunicarme, siquiera.

Ya estando en las montañas me despojaré de mi cuerpo para devolvérselo al demiurgo diciéndole: Toma ahí tienes tu creación y composición de materia, ya no me interesa , no me interesa, no intere, no inte, no . . .
Cierzo.

martes, abril 14, 2009

Lo que significas para mí.


Labios frescos en los cuales laten suaves suspiros con los encantos de querer ser absorbidos en la mágica unión de dos seres irradiando su único poema tejido al amparo de una noche Otoñal, que en algún momento llegará, llegará, llegará . . . Estaba tratando de escribir algo para ti y di vuelta mi dormitorio buscando la metáfora de luz para hacerte sentir lo que significas para mí.

Busqué y busqué entre mis hojas antañosas, esas que llevan sabor y aroma a soledad silenciosa, mis poemas de antaño no sé donde quedaron, no sé en que viejo árbol entre sus raíces les sepulté, ya después con mis manos en el aire logré de tu sonrisa capturar lo que significas para mí y luego salí al patio y entre nubes y estrellas pude observar que no estaba la mística luna que sin ti, no brilla.

Ya estando en las paredes de mi habitación con la idea clara de lo que significas para mí al no tenerte, pero percibiendo tu aura en la lejanía, te digo: Eres esta noche sin luna en donde me rodea la soledad y obscuridad de mi ser queriendo tenerte cerca para que ilumines los caminos de mi percepción, de mi vida en esta ambigua "Creación" y que produzcas mi revolución con tu esplendoroso corazón.

Acá estoy embriagado y delirante por el deseo de besarte, acariciarte, regalonearte disfrutando tus encantos, espacios y caprichos femeninos para sentirme totalmente dentro de ti de donde no quiero salir y tan sólo contigo habitar la atmósfera lluviosa de sensaciones y sentimientos entregándote aquellos poemas que he escrito en las hojas secas
de mis otoños próximos a florecer con tu aroma seductor.

Han sido mis poemas Otoñales los que me han mantenido resistiendo frente a mi existir en los acantilados de mi ser, desde donde ya no quería salir, pero esta noche salgo y escribo para ti diciéndote acá estoy y sigo esperándote mi ansiada Mujer que me dislocas y sólo contigo quiero estar para juntos navegar y naufragar en las rocas de mi afán por tu belleza y femineidad.

Acá estoy y sigo como siempre escribiéndote, sólo para ti, para ti, para ti, pa' ti mi tan apetecida Mujer y no me explico por qué aún no te encuentro en la senda de mi existir, al parecer tendré que morir sin ti entre mis enredos del laberinto de no tener explicación.
Cierzo.

viernes, abril 10, 2009

El Peregrino de la Vida.


He ahí estaba el Cordero con sus brazos abiertos y de sus muñecas corría la sangre así como también de su empeine y frente de donde transpiraba misericordia para la humanidad, sí, sí, sí allí estaba el más poderoso de los poetas clavado en su calvario resistiendo con su dolor ante lo que los otros llaman civilización.

Las brisas le vinieron a saludar entregándole un testimonio y reconocimiento ante él de su auténtica fraternidad tratando de calmar su dolor y agonía de verse ensangrentado por lo que ellos llaman autoridad, allí estaba entre lagrimas mezcladas con su propio pudor templado en su intrínseco ser pleno de bondad para los demás.

Las ventiscas no se hicieron esperar en conjunto con las lagrimas de quienes observaron tan cruel asesinato en beneficio de lo que llaman humanidad, Ignorante humanidad con respecto a la verdad de la "Creación", de sus ojos irradiaba paz absolviendo y entregando su más puro legado frente a la estupidez.

Estupidez plagada de vanidades, egolatrías, petulancia con el interés de querer ser más y creyéndose ser superiores ante la humildad, realmente eso fue lo que aniquiló al simple poeta que sólo buscó explicación y quiso entregar su mensaje fraterno en donde nadie lo comprendió y por ello prefirió alejarse plasmado en su dolor.

Se fue, se fue, se fue por sus parajes en donde cosechó de su soledad algunas letras y ahora quienes creen en él llevan la imagen de la cruz en donde reflejan el calvario que él tuvo que resistir ante las leyes de la sociedad y si vuelve a estar entre nosotros ténganlo por seguro que siempre buscará bondad, humildad y tranquilidad para con los demás.
Cierzo.


miércoles, abril 08, 2009

El Amor en los Tiempos del Cólera.


Esta es una película que ya había visto mucho antes que se estrenara en el cine y siendo película de mi colección particular la presté, ya que no soy egoísta y me costó mucho que me la devolvieran, hay otras que no me las han devuelto, ahora la he visto por segunda vez y quise retratarla con mis letras, pero siendo la historia original de Gabriel García Márquez, gran Literato Colombiano. La recomiendo para quienes no la han visto y sobre todo para quienes gusten de los dramas amorosos.

El Poeta y su Amada.

Allí estaba el poeta que necesitaba amor para vivir y tan enamorado de su musa a quien escribió en muchas hojas una carta de amor tan extensa que tuvo que resumirla para poder entregársela en secreto a Ella, Ella le entregó de su mirada sincera. El padre de la joven doncella se la llevó a otras tierras para alejarla de la triste miseria del pobre Poeta.

Mas el tiempo pasó y así como el mozo su rostro envejeció y un día en que en el mercado se encontraron el poeta todo su amor le reverenció, a Ella las letras no le interesaron diciéndole que todo había sido una ilusión y el poeta se marchó a sufrir su terrible desilusión, pero en su estandarte siempre llevaría: "Te amo mi Diosa Coronada". Pues así a Ella él le llamaba.

Pasó los años en la sombra de otras mujeres que en el azar conoció, pero siempre con la ilusión de a Ella poder volver a encantar con sus letras y conducta de ser integro en su amor por su Diosa Coronada y estando en edad avanzada la viudez de Ella fue la que rompió la fuerte cadena de la sociedad, fueron 53 años , 7 meses y 11 días con sus noches los que él esperó y en una habitación de barco se pudieron amar ellos dos, descubriendo que la vida y no la muerte es la que no tiene limites.
Cierzo.

lunes, abril 06, 2009

Retro.

Bueno al fin encontré una foto de yo en antaño, sólo la muestro ya que la otra vez mi querido Elver Cruzila me comentó en mi blog que era bastante difícil imaginarme de corbata y chaqueta. En esos tiempos yo tenía 27 años más menos y trabajaba de administrativo en el sector público, duré cerca de 5 años trabajando y ya después caí a la construcción ya que no pude encontrar pega y la verdad creo que la constru' es el mejor oficio para mí, aunque muchos nos tratan de picantes, ignorantes y un sin fin de malos calificativos, sólo me queda decir que no todos nos comportamos iguales en la constru'. También hacer notar cual es mi imagen corporal actual y lo que fui en antaño.