lunes, junio 15, 2009

Amor de Bicicleta


Estaba tan borracho Señoras y Señores que borracho caí, más no caí debido a mi borrachera, más bien fue por la borrachera de mi bicicleta la cual dejó mi feo rostro con grandes magulladuras y cuerpo muy adolorido debido al gran porrazo que se dio mi traicionera bicicleta, sólo para que yo dejará de tomarme el copete que ella aún más quería.

Sí borracho nuevamente he llegado y muy golpeado debido al inesperado porrazo cómo aquel porrazo en bicicleta de antaño de cuando perdí mis dientes delanteros y ahora debo esconder mi estúpida sonrisa y más ahora aparte de esconder mi estúpida sonrisa, debo esconder mi aguda mirada, pues tengo un gran tajo en mi ceja derecha aparte de mi pómulo derecho que parece lija para madera.

Borracho me vine con la traicionera bicicleta a cuestas, pues no quiso andar y entre mis brazos tuve que traérmela como si se tratase de una Dama, una Dama borracha que me dejó bien pa' la corneta, bueno allí está mi compañera bicicleta que aún al parecer está con resaca, creo que en el fin de semana veré cómo sigue de la caña mi traicionera, pero querida bicicleta.
Cierzo.

6 comentarios:

Pescador dijo...

..o sea que tu bicicleta es una biciclota...Las magulladuras se sanan con alcohol mi querido amigo...Un gran abrazo te enviaron de Puerto Viejo la señora Juanita.
Un salud te dejo, mejor que sean dos.

Arantza G. dijo...

Erase una vez un hombre pegadito a una máquina, ambos no tenían sangre, se movían por alchool. Un día la máquina se rebeló y a su dueño mandó a pasear si bien él apuradito la abrazó y se puso a llorar. Oh, máquina querida que porrazo te fuiste a dar, yo estoy magulladito pero tú no creo que vuelvas a bailar.
Con todo cariño, eh!
Un beso grande amigo.

Patricia dijo...

Pobrecitos ambos! la bici se reparara y el duenho tambien! je je
Aprendieron la leccion y pararan de tomar :)
besos,

Huayat . dijo...

Querido Pescador, bueno la bici no quedó tan rota cómo mi rostro, que sí antes era feo, ahora es más feo. Por fa dale un abrazote y un besito enorme a la Srta. Juanita y dile que le estimo y respeto mucho, al igual que a tu bella familia.
Salud-os desde mi porrazo.

Querida Arantza yo no lloré, sólo sangre, pero igual llegue a mi casa con mi bici y al otro día cuando desperté me encontré con el jorobado de NotreDame frente a mi espejo.
Salud-os desde mi apagón mental.

Querida Patricia ti, ti, ti, ti aprendimos que no debemos beber ambos, así es que para la próxima a ella sola le dejaré beber, pues es más fácil que yo la lleve a que ella me lleve, gracias.
Salud-os desde mi porrazo lección.

Lobo Collinao dijo...

ahora lo que te queda es descuartizar la atleta y encrustar las piezas en tu cuerpo, por ej. la cadena podrian reenplazar algunas piezas dentales,
los neumaticos corcheteados en las mejillas, los rayos puedes cambiarlo por el pelo, ahora el asiento del conductor sigue siendo un enigma algo doloroso,
y la camara tiene dos opciones o la usas como profilactico permanente o la cambias por otra lengua traposa despuès de la borrachera que te llevo a sacarte crestaymedia.

Buena fortuna,apatihuayat no ma

Adrianina dijo...

jaja, esto si que es teatro mágico del bueno. Desolpilante situación, pero que bien la llevaste.

Besis.:-)