miércoles, noviembre 25, 2009

Virtud


El estúpido seguía sumergido en su burbuja existencíalista mientras deambulaba por doquier en su tormentoso itinerario de nunca acabar. Las corzas y cuervos graznaban en su pulular entre nubes grises sulfurosas y apéstantes a sabores de pies marchitos por su lento y solitario caminar. Los animales carroñeros seguían con dedicación el camino del estúpido, pues en algún momento sería presa agónica y de él los carroñeros se podrían alimentar, sería más fácil acorralarlo cuando él dejara toda voluntad de vivir. Lo que ellos no sabían que en aquel momento el estúpido se haría mas fuerte desalojando a las Emociones de su existir para así conocer y difundir a la grandiosa Verdad.
A veces juntaba cosas que le provocarán algún interés, cosas de no gran valor monetario, sólo lo hacía para no olvidar a la humanidad y así lograr tener algo de paz, pues el estúpido también era parte de la gran comedia que llaman Vida y sólo se podría liberar una vez que bajaran el telón.
Mas tomó el habito de sembrar Virtudes en los recovecos de su aguda mirada, muy pocos algo entendían de él, pues los demás estaban muy ligados a la Emoción y nada querían saber de la Virtud.
Querida mía, lo Emocional es la Vida y lo Virtuoso es lo intrínseco del Ser, algunas Virtudes son Misericordia, Valentía, Sacrificio, Humildad, las demás búscalas en tu Ser, sé que las encontrarás y así elevar tu nivel de conciencia.
Cíerzo

viernes, noviembre 06, 2009

La Caverna


Después que él estúpido se alejó del teatro mágico cargando en sus brazos a la divina "Verdad" y estando exhausto, colocó a su grandiosa Compañera a un costado de él y entre sus brazos durmió, quedando placido al lado de su fiel acompañante. Así fue como él estúpido en su sueño cayó en otro profundo sueño y así fue cayendo de sueño en sueños, como si fuese cayendo en un reverberado sueño, el cual era como un precipicio sin fin en su intrínseco sueño. Ya una vez que atravesó con su sueño el túnel del espacio - tiempo, llegó hasta un planeta llamado Tierra y despertó con brisas y ventiscas entre la vegetación marina, respiró profundo y abrió los ojos en su primera experiencia corpórea, luego caminó a lo largo de la playa, se entrometió entre la fuerte marea de las enérgicas olas, experimentó un sin fin de sensaciones que le hicieron sentir la fuerza de la materia y más aún su ignorancia frente a la diversidad de la existencia.
Siguió caminando y ya luego atravesó las dunas sintiendo aspereza en su garganta y como pudo llegó hasta una pequeña vertiente de agua dulce, para luego beber de ella, y sintió en su rostro la refrescante sensación del agua cristalina. Más tarde se topó con una casa y sus habitantes muchas preguntas a él le hicieron, y él no pudo contestarles pues no entendía su complicado idioma, mas él estúpido siguió caminando solitario y callado por los senderos de su destino que le esperaba en este nuevo sueño. Cruzó variados desiertos caminando con sus pies descalzos entre rocas y arenas, también cruzó junglas y calabozos pues nadie sabía quien realmente él era, llegó hasta la gran ciudad y por las calles de la vendimia anduvo muchos años percibiendo a la gente ególatra, egoísta y manipuladora.
A cada uno de Ellos observó, a los que él tuvo cerca, y a cada uno de Ellos les sacó una radiografía en esencia y las manejaba en su mente como archivo con los claros matices de cada persona.
Sin encontrar a alguien que le acompañara en su vorágine de la existencia, tejió una gran telaraña de letras para dejar un rastro a quién realmente quisiera acompañarle y entrar en la Caverna de su Soledad y así Ella conociera la diferencia entre lo que es la Vida y la Existencia. Mas el primer secreto sería, sentir por la humanidad Misericordia y no Piedad como muchos lo hacían. "No sientas Piedad por tu familia, empieza a sentir Misericordia por Ellos y deja de lado a las Emociones, es el primer paso para elevar tu Nivel de Conciencia".
Cierzo