viernes, diciembre 04, 2009

Voluntad


Ya agónico el Estúpido dejó caer su último halo de vida dentro de las sensaciones que circundaron su alma llena de Voluntad y no pudo escapar a la Emoción que le producía el hecho de saber que dentro del vientre de su amada estaba gestada su descendencia que a los meses después, al nacer, llamaron Sara y que su amada compañera tuvo que refugiarse en el anonimato huyendo por la vida de tan hermosa Bebé, pues los sacerdotes y políticos querían hacer desaparecer todo rastro y discípulos del Estúpido que se enfrentó con palabras Virtuosas proclamando la Liberación del Ser ante lo que ellos llamaron ley.
Voluntad de ser libres en decidir por si mismos, Voluntad de hacer desaparecer la sugestión impuesta por los religiosos de un supuesto Dios que castiga a quienes no siguen su ley, Voluntad de abandonar la ignorancia ante lo que realmente es la vida en los cánones de la Emoción o Virtud. Voluntad que habita y desciende desde lo más profundo del Alma gesticulando los sentimientos que nos llevan a actuar desencadenando una Virtud o Emoción. La última Voluntad del estúpido fue la Emoción que sentía por su compañera y su futuro Bebé, cayendo en el torbellino existencial y así tener que volver a nacer hasta que alineara y conjugara toda su Virtud.
Cíerzo

1 comentario:

Mayte dijo...

Tus escritos siempre surrealistas, llenasn espacios muy especiales para quienes disfrutamos de la lectura.

Bikiños.