jueves, enero 07, 2010

Reventarte


Mientras te duchas en esa cascada de emociones que radian las sensaciones provenientes de tus zonas erógenas a las cuales estaré besando, sorbiendo y acariciando con esmero para que practiques tu mejor frenesí desmesurado del banquete sexual en el que participaremos bajo la complicidad de poseerte en toda posición y dirección, y tú a la vez pidiéndome cada vez más, más, más, errrrrrr, grrrrrrr.

Yo electrizado entero con el goce de sentir tus húmedas paredes con sus pliegues vaginales erizados y refregar mi pelvis contra la tuya en ese tan singular movimiento ondulante que quieres engullirme en mi amplitud y yo de ti perforar hasta llegar a lo profundo que es tu femenina cualidad para luego como bestia aullar y después volver a empezar a devorarte en plenitud.

Destrozaré mis alas sin importar situación, te perseguiré por doquier cuando de mí quieras escapar, besaré tu espalda, tus nalgas, de tus muslos me sostendré para que no huyas de mi caverna desde donde siempre mía serás, mía, mía serás, arrancando esos quejidos que en tus labios estallarán en sollozos y esos tan evidentes: No, no, ya no más, más, más, sí, sí, sí, más, más, déjame en ti reventar, quiero reventar . . .

Reventar, reventar, reventarte hasta cuando ya no resistas más, más, más, dejarte agotada y lentamente respirar con tu sonrisa y ojos indicando felicidad . . .

Ya después cogerte en mis brazos estrechando el calor de nuestra piel y susurrarte al oído eres fenomenal, fenomenal, fenomenal y de ti no me separaré.
Cíerzo

3 comentarios:

Poetiza dijo...

Intenso, lleno de la pasion que solo tu tienes para ella la que antes de llegar ya posees, un texto lleno de tus deseos. Un gusto leerte, te dejo un beso, cuidate amigo.

Anónimo dijo...

erotismo y lujuria, mexcla perfecta...amar más allá del deseo...
besos.

Mariana dijo...

¡que éxtasis tan profundo!!Un placer leerte!...