sábado, marzo 20, 2010

Hasta Cuándo, Hasta Cuándo


Los momentos crujían como los pasos del asesino en el piso de madera del ático, las situaciones se vendían a bajo costo por doquier como meretrices esperando a la vuelta de la esquina, los viajeros bajaban del carruaje pisando la miseria que defecaban los políticos y la pequeña Lulú le daba un puntapie a Toby debido a un pellizcón que le dio y una carta anónima diciéndole "Te quiero Comer". Los buitres surcaban el cielo gris en su comienzo otoñal y el muerto aún se resistía a morir declamando "La culpa de todo este sistema son los Rothschilds" y cada vez que decía esto se pegaba un tiro en su sien orinando verborragias que nadie entendía.
En el desierto estaban los Musulmanes prestos a atacar, pero antes se refrescaban sus gónadas con agua salada para así lavar sus pecados ante su temido Alá y los peces reclamaban por sus derechos naturales y a la vez preparaban y detallaban su estrategia de inundar el planeta para lavar a la humanidad ante la estúpidez, pero todo ese universo rotaba en torno a la ignorancia de lo que realmente es vivir. Los Judíos y los Masones se peleaban por el poder y fornicaban en sus incestos para llegar al Nuevo Orden Mundial preparando en sus laboratorios secretos a los nuevos Obreros (Clones) para que les sirvieran.
Un Zorzal otoñal comía nueces escribiendo un Virus Poema en su escroto-rio de piedras cosechadas en el vaivén vivencíal de su propia epopeya en que los Dioses se cagaban de la risa y vitoreaban a sus héroes sacados del clóset de sus amadas que ocultaban ahí a sus amantes mortales, los Títanes y Centaruros en conjunto con los Cíclopes armaban piedra a piedra de nuevo la fenomenal torre de Babel para enfrentar y destruir el Olimpo.
El Opus Dei seguía con su estúpida idea que él que nació pobre es debido a que Dios así lo quiso y así debería seguir sirviendo a la burguesía sin derecho a un mejor desarrollo y los Hindúes que tan fraternos se veían no soportaban la idea que todo ser que nace merece ser tratado con dignidad y a los desafortunados llamaban "Los Intocables", todo se tornaba cada vez más insoportable.
Desde el vaticano lanzaron un misil oratorio para tranquilizar al gentío, pero entre revuelta y revuelta los Anarquistas elevaban más su nivel de Conciencia recordando a sus socios Anarquistas asesinados por los Comunistas en diferentes épocas, las aves emigraron hasta la luna para observar con mejor enfoque a la matanza obrera por parte de los Pleonéxicos que querían dominar todo y así preservar las fuentes de energía natural.
Todo, todo estaba fríamente calculado hasta que llegó el Harmagedón y bajó de su corcel empuñando su fabulosa Espada y Escudo para guerrear ante la ignorancia de la humanidad y naciones , y justo en ese momento volví a despertar, hasta cuándo, hasta cuándo.
Cierzo

6 comentarios:

reltih dijo...

muy bueno tu sueño de premoniciones, el problema es que ya son un paralelo real. excelente concepto y relato.
un abrazo amigo.

Jacque dijo...

Vim do Blog do Reltih, conhecer seu Blog. Tudo bem ?
Gostei daqui, amigo.

Beso con ternura, siempre

Jacque

Alís dijo...

Pasé por aquí.
Sólo eso. No se me ocurre qué comentar a tu texto. Lo siento.
Un abrazo

Arabia dijo...

De existir el infierno, casi apuesto que muchos religiosos, van a estar en primera fila.

Un beso.

deva dijo...

Una manera muy poética de plasmar las conspiraciones a las que siempre la humanidad se ha sometido; siempre nos quedará Armagedon para venir a poner un poco de orden entre tanto caos provocado¿no crees?
Solo el amor al poder es casi tan poderoso como el amor al Amor y es una pena que no podamos vivir como lo que somos solo porque unos pocos nos metan miedo.Creo que
no hacer caso es la única manera de recuperar poder personal por eso de la ley de Atracción ya que cuanto mas se está pendiente de algo mas poder le otorgas.
Un abrazo amigo

BB dijo...

Deberías haberte estado tomado una copa con Bob Dylan, cuando escribiste esto...

A mi me gusta, intenso y neurótico.. bien!

Un abrazo Huayat
BB