miércoles, marzo 17, 2010

Mujer


Mujer enséñame a reír, quiero aprender a volar, llega hasta la fantasía del gorrión que no puede volar, toma mi mano y guíame por la senda de tu ser, soy un gorrión que acaba de romper el cascaron, descorre el halo de la ilusión y llévame a volar.

Adorada Mujer de ti quiero aprender, volar muy alto para luego caer, esparcir mis entrañas en la tierra de ayer, sembrar la semilla que tú harás brotar.

Mujer déjame de ti alimentar mi curiosidad, conocer de tu ser cada rincón, con tu mirada llegar al más allá, despertar juntos en aquel remoto lugar, tus venas en mis raíces se convertirán, secar nuestros pétalos al buen sol, una isla desierta contigo conquistar.

M u j e r . . .

Acá estoy tratando de volar, escondido en la zarzamora de mi ser, esperando a vivir en claridad, a veces salgo en otoño buscándote, sé que pronto llegarás, mientras tanto vegeto en eso que llaman amor.
Húayat


6 comentarios:

salvadorpliego dijo...

De la mujer se aprende la vida y la pasión… Bien por estas letras.

Un placer leerte.

Yemaya dijo...

Te dejará sentir cada sensación, cada sentimiento,cada emoción, tu sólo déjate guiar por ella, perderte en ella y adentrarte en su corazón y alcanzarás todo lo que deseas.
Preciosas tus palabras.
Un beso y un susurro de una mujer del mar enamorada

BB dijo...

Hasta llegar a la que es... Mujer!

Hermoso Huayat
Un abrazo
BB

Húayat dijo...

Salvadorpliego, gracias y tú lo has dicho. Un abrazo.
Salud-os desde mi eje.

Yemaya mi linda Diosa marina, es un placer dejare llevar por sus encantos, lindas Uds. Besos y susurros húmedos.
Salud-os desde mi Colina de la Emoción.

BB mi tierna Amiga, la secuencia de textos evocando la belleza de la Mujer termina en: "Tu Cuerpo", pero aún falta por llegar a ese texto. Un beso y abrazo fraterno.
Salud-os desde mis Catacumbas en penumbras.

Alís dijo...

Llegará la que inspira tanto amor, la verdadera... y la reconocerás nada más verla.
Un abrazo

Rodolfo Cuevas dijo...

Húayat:
¿Qué tal, querido amigo?, espero que bien. Yo, aquí, mejor que un loco, leyendo, una y otra vez, tu poema «MUJER», dedicado al único ser del cual ciertamente, podemos aprender algo. Grato placer leerte.
Abrazos fraternos amigo mío.