lunes, marzo 08, 2010

Tus Caderas



Tu desnuda posición mirando hacia las estrellas con ese sol que en la noche ilumina con penumbras tu piel tapizada en deseos de lujuria y me dejan observar tus voluptuosas caderas que me invitan a tomarlas y recorrerlas con mi lengua produciendo una fogata de besos en tu monte de venus que cada vez más se agita con el vértigo de mi marejada de sedosas e inquietas caricias. Tus caderas que alojan aquel tupido jardín pélvico en donde mis labios hacen de las suyas y despacio, despacio, lentamente llegan hasta tu ronronéante ombligo para luego volver hasta las riberas de tu incitante caverna en donde naufrago en tu intima humedad que tanto me deleita. Tus caderas que producen tu encantadora cintura de misteriosa Sirena y por mares de sensaciones me llevan en tus ansiosos gemidos para luego penetrar tu humectante precipicio que sólo quiere ser mío, mío, mío . . .
Tus caderas me producen inéditas alucinaciones invocando a mis tentadores sueños de llevarte a mi desierto en llamas desde donde te deseo, te deseo, deseo, deseo tomarte de la cintura y así provocarte, provocarte la erupción de todos tus sentidos poseyéndote en nuestro agitador y tormentoso jadeo.
Tus caderas, tus caderas, tus caderas sí que me son intrigantes, sí, sí, sí tus caderas son mi desafiante destino y delirio embriagante.



Cíerzo

14 comentarios:

Yemaya dijo...

Si es que hay caderas que hacen perder la cabeza con su contoneo.
Besos y susurros dulces mi querido amigo

Alís dijo...

Imagino tu lengua extenuada, pero experta, despertando y completando todos los placeres de la mujer entregada a ti.
Cada día más sensual
Un abrazo

Mayte dijo...

Sensual y explorador poema.

Bikiños.

Mariana dijo...

....subyugante...como siempre...!

Besos!!!:D

Sucette D´Ment. dijo...

¡Oleeeeeeeé!!!!!!

Bueno,... esto..., perdón por el entusiasmo. Es que, Huayat, lo cuentas así, de esa manera, y no he podido reprimirme las ganas de gritar alocadamente... ¡Olé! ;-)
Caramba, esas caderas, que se giran y te embisten de frente.

Saludos, Huayat.
Con afecto,
Fdo: Sucette D´Ment

Huayat dijo...

Yemaya querida mía, las caderas femeninas siempre son sensuales, pero hay otras que son audaces. Besos y susurrantes soplidos, gracias.
Salud-os desde mi deseo por lo femenino.

Alis querida mía, esa imagen que me proyectas, me produce nostalgia, pero bueno algún día irá a llegar Ella. Un abrazo y gracias.
Salud-os desde mis remembranzas con las féminas.

Mayte querida la sensualidad la producen Uds y juntos exploramos nuestros cuerpos. Besos y abrazos, gracias.
Salud-os desde mi solitario despertar.

Mariana mi linda Amiga trasandina besos para ti también.
Salud-os desde mi sutileza.

Sucette D´Ment, linda mía que entusiasmo tan agradable me has entregado, sí es verdad esas caderas que nos embisten, gracias y besos.
Salud-os desde mi cuadrilátero con perillas.

Anónimo dijo...

incitante, provocador, imagino la fuerza y sutileza,de tus manos tocando mis caderas,mientras cabalgo en ti...ups inevitable dejarse llevar...
beso.

Pescador dijo...

Uf....me siento un intruso amigo Huayat al dejar un comentario entre tantas feminas que llegan a visitarte embobadas en tus letras..Me imagino que esta prosa es parte de tu experiencia, comparto tus letras y rescato el tema de las caderas, ningún hombre puede abstraerse, cuando cabalga o náufraga en ellas....Recibe un abrazo fraterno.

Taty Cascada dijo...

Nuestras caderas, nuestras delicadas caderas, son un eterno dolor de cabeza en ustedes, nuestros ansiosos varones. Son parte de nuestra maravillosa conformación, alabadas sean...
Un abrazo querido coterraneo.

Huayat dijo...

Querida Anónima podrías aunque fuese dejar un seudónimo, por fa. Interesante aquello de asirme a tus caderas mientras cabalgas en mí, muy interesante, para así también llegar a tus senos que deambulan en el aire como dos torbellinos y con mis manos levántarlos para tus pezones devorar entre mi lengua y labios mientras cabalgándome te devoras toda mi templanza y tibieza . Besos y jadeos.
Salud-os desde mi incertidumbre.

Querido Pescador que sorpresa me has dado, ya que hace mucho tiempo que no varabas en este humilde acantilado, yo pensé que a mi amigo Raul lo tenían cortito entre tanto naufragio en su linda esposa.
No, yo no sé de caderas, "sólo sé, que nada sé". Un brazo Amigo en la distancia y ya nos atracaremos unas botellas de buen vino.
Salud-os desde mi lenta agonía.

Querida Taty, sí poh, sí sus femeninas caderas que hay algunas que tanto atormentan y a muchos enloquecen cuando Uds. gustan. Grrrr, grrrrrrrr. Un abrazo fraterno.
Salud-os desde mi jaula existencial.

Anónimo dijo...

asirme a tus caderas mientras cabalgas en mí, muy interesante, para así también llegar a tus senos que deambulan en el aire como dos torbellinos y con mis manos levántarlos para tus pezones devorar entre mi lengua y labios mientras cabalgándome te devoras toda mi templanza y tibieza

imagino la humedad de tú lengua rozando mis pechos, mientras siento tú tibieza dentro de mi, tus manos, boca, ya no tienen limites, en este rito de placer sin final...

mi seudonimo lo dejo a tú imaginacion.

Huayat dijo...

Anónima, ay por favor tanta aberración femenina me provoca pensamientos pecaminosos, me persigno y autoflagelo para sanar mi mente y seguir el camino de la luz divina. Besos mi linda Amiga.
Salud-os desde mi monasterio.

BB dijo...

... Lo sabia, te dije que en algùn momento venìan las caderas, tras una pequeña ausencia me he dado cuenta que has adelantado en la descripciòn de tu meujer soñada..

Un abrazo
BB

Húayat dijo...

Mi linda BB, estos textos descriptivos de las partes erógenas de la Mujer, implica a todas Uds. y lo especial que son. Un abrazo con un beso fraterno.
Salud-os desde mi Balcón Estelar.