viernes, abril 23, 2010

Dulce Condena


Señor Juez yo soy el culpable de haberme enamorado de esta tan linda Mujer que me atrapa con su juego de seducción, me atrapa con esa pícara mirada que me lleva a otros mundos experimentar y me encantará caer atrapado en su cuerpo revoloteando en mis besos por su tan cálida piel, enloqueciendo cada vez más en su esencia femenina de caprichosa Mujer para juntos envolvernos en las estelas de nuestra química sentimental y así producir nuestra intrínseca historia de amor, me declaro culpable de con Ella juntos sentir esta maravillosa emoción y de Ella alimentar totalmente mi devoción para juntos vivir lo mejor de nosotros dos.

Señores Jurados dicten su veredicto para que el señor Juez me sentencie a vivir al lado de mi tan sublime Mujer, juro que cumpliré mi dulce condena besando los labios y adorando a mi tan exquisita Mujer que me espera en las sábanas de nuestra pasión y desde la eternidad les escribiremos para que sepan lo que realmente es amar sintiendo la energía de la felicidad.

Agradecido estoy por su bondadoso raciocinio y si me lo permiten ahora me marcho para estar con la Mujer que siempre esperé, gracias, gracias.
Cíerzo

9 comentarios:

reltih dijo...

si es así, pues que me condenen a cadena perpetua. full tema mi hermanazo.
un abrazo

Poetiza dijo...

Huayat, que dulce condena. Que te dicten sentencia los jueces, se sin duda que la cumpliras. Besos, cuidate amigo.

Alís dijo...

que seas muy feliz con esa mujer.
pero antes de amarla cúrate esa gripe :)
un abrazo

deva dijo...

Espero que el peso de la ley Divina caiga con fuerza encima vuestro y la vida sea un dulce castigo para los dos.
Abrazos y besos desde el otro lado,pero muy cerca

Pescador dijo...

...me imagino que tendras libertad condicional Huayat o salida dominical...Espero que te recuperes pronto de tu resfrio...Recibe un abrazo fraterno de mi caleta.

Yemaya dijo...

Cualquiera querría cumplir esa condena, ainsss.
Besos y susurros cálidos

Yemaya dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge Ampuero dijo...

De alguna manera, en el amor todos somos inocentes y culpables a la vez. Interesante texto.

Saludos...

MTeresa dijo...

Espero que hayas superado
el molesto resfriado.
Tu ingenio no decae,
has escrito una bella defensa
de tu amor.
¡Precioso texto!