domingo, mayo 02, 2010

Trigal


Beberé gota a gota de tu singular belleza, me alimentaré de tu escalofriante pasión, habitaré anclando mi lengua en un voraz torbellino en cada rincón de tu cuerpo besando tus zonas erógenas , haré de ti una dichosa Mujer, te enseñaré cosas y situaciones antes no vividas, serás mi única Mujer, pero debes dejarme entrar, sólo debes permitirme entrar en ti y sin tu consentimiento nada puedo hacer, déjame entrar, permíteme entrar en ti o de lo contrario desapareceré tal cual soy, déjame entrar.
Cíerzo

4 comentarios:

eli dijo...

mi querido amigo......ojalá esa mujer te permita entrar en su vida!!!!
es fantástico sentir de esa manera y saber que podemos amar tan intensamente!!!! un abrazo desde mi retorno!!!!

Un Colibrí Viajero dijo...

sientes con la piel de las apsiones y con los sentidos delm placer, sentir así es maravilloso y que lo expresas en aun mas sublime, sigue expresandote mi estimado vecino, desde estas hroas porteñas se disfruta tantoo tus letras, cálido abrazo!

Alís dijo...

No desaparezcas, no quiero dejar de leerte así.
Un abrazo

MTeresa dijo...

Es una apasionada llamada
al amor,
ojalá te sea correspondido.