martes, junio 08, 2010

Aqueronte


Sólo me queda salud-ar a todas mis ex compañeras, todas lindas Ellas, que compartieron su precioso tiempo con éste simple aprendiz de las situaciones triviales, quiero que sean felices y olviden que alguna vez conocieron a un inestable, pero siempre quise lo mejor para Ellas.

Y a Ellas que pude haber conocido les digo menos mal que no me dejaron entrar en sus vidas y que sigan con sus vidas estables.

Ahora ya voy a la deriva en mi barca construida con mis propios huesos amarrados con mis tendones y navego hacia el Aqueronte para encontrar de una vez lo que por años de mí se esconde y quizá vuelva cuando destruya o domestique al Cancerbero.
Cíerzo

7 comentarios:

Un Colibrí Viajero dijo...

pues en mi vida has entrado no tanto como en otras personas pero lo suficiente para deleitar los sentidos al visitarte,besitos muchos!!!

Alís dijo...

Te lo dije ya una vez: me asustan estos textos que anuncian despedidas y no sé qué más.
Yo no quiero que te despidas. No quiero que te vayas.
Sé que lo que yo quiero no importa, pero quería decírtelo igual.
Un abrazo

Arantza G. dijo...

Nada de despedidas...
la guarida no sería lo mismo sin tí.
besos

BB dijo...

Las despedidas que siempre nos asustan..

Leerte siempre es un agrado.

Un abrazo
BB

Sucette D´Ment. dijo...

... Dices, te estás acercando cada vez más a mí, querido Húayat. Existe un reino bajo las aguas del río, donde tus huesos son livianos y las penas se funden al amor del hielo hundido. La separación es encuentro, recuérdalo. Bienvenido.
Un beso.

Con afecto,
Fdo: Sucette D´Ment

deva dijo...

Pues a mí precisamente ,que acaso parece que nunca estoy de algún tiempo acá,me deja mal cuerpo esta especie de despedida aunque creo adivinarte...
Estas en esos tiempos grises en los que apetece escapar y acabar con tanta incertidumbre.Amigo Cíerzo o Huáyat o como quieras llamarte,no vale escapar,tú siempre vas contigo allá donde vayas,el mundo no es lo suficientemente grande...
Eres necesario para el mundo,todos tenemos nuestra parte así que aunque sea desde el silencio quédate a escuchar.
abrazos de corazón y también un beso

reltih dijo...

buen post mi perro hermano. ellas sabran por qué.
un abrazo