sábado, diciembre 11, 2010

Mi Hamster Algodonado


Después que me he puesto en la buena con mi pececillo dorado que no me ha despertado y le he prometido conseguirle una pececilla dorada, nos despedimos con un fraternal abrazo. Yo he ido saliendo de mi caverna para ir a hacer un tramite y así aprovechar este día que no he podido asistir a mi trabajo debido a que nos quedamos dormidos con mi pececillo dorado, y justamente cuando yo iba saliendo, me da un chiflido (silbido) mi otro pequeño animalillo, que es mi hamster algodonado, y con un ademán me hace que le acerque mi oído y en voz baja me a pedido que no me olvide del pueblo querido. Así es que ahora tengo que conseguir una pececilla dorada y una hamster algodonada, quién sepa donde yo pueda conseguir a ambas bellas hembras, por favor me avise que seré todo oídos.
Cìerzo

3 comentarios:

Mayteღ dijo...

Dulce entrega de palabras...

Besiño.

Male dijo...

Qué ternura más dulce...
...Bss para tí y una :) por habernos traído ese pececillo y ese hámster tan lindos...

Male.

Patricia dijo...

Con un pecesito dorado y tan lindo el otro, que belleza!
besos