viernes, julio 22, 2011

Palabras sin Sabor

Borracho voy por el mundo y borracho por el mundo iré hasta morir, morir, moriiir, porque nadie realmente me amó como yo quise y reconozco todo lo estúpido que fui. Sólo me queda de ustedes alejarme y en un féretro encontrar mi paz y a nadie más nunca volver a molestar.

Cuando viví con ustedes nunca me adapté a su ambigua sociedad de seres que se creen superior, siempre en mi entorno mucha bondad quise entregar y a cambio menosprecio recibí, pero ya lo superé y no siento rencor.

Ahora que voy a grandes trancos hacia mi intrínseca libertad sólo me queda levantar mi mano en señal de humildad y luego morir para no volver a escribir, escribir, escribir. Y con mi muerte sellar mi honor y así quizá dejen sus amenazantes armas para convertirlas en dulces nubes de algodón y de su ser alejen la petulancia, egoismo, envidia y avaricia ante los demás.

Borracho voy, borracho iré, borracho moriré hasta que encuentre a alguien con quien realmente conversar, conversar, conversar de lo que somos frente a la Creación y por supuesto algo más...

Sólo fui alguien que con ustedes quiso compartir y ya me voy, me retiro a un mundo sin emoción para ir en busca de mi paz, paz, paz, paaaaz, adioooosssss y espero que estén muy bien, mucho mejor, mejor que cuando les conocí y quizás nos volvamos a encontrar.
Cierzo