viernes, septiembre 02, 2011

Abandonado


Durante la dinastía shin-shu-mina, el gran sabio Confucio le consultó a Hùayat de cómo él percibía a la Mujer. Hùayat respondió que la Mujer es el adorno más maravilloso de esta Creación y que sin Ellas nada seriamos, pero de confiar se debe confiar en una sola, lo malo está en encontrar a esa única Mujer en la cual poder confiar a ciegas.

Por ello la otra vez yo creé una amiga imaginaria en la cual poder confiar, no pasó mucho tiempo y mi amiga imaginaria se fugó con mi sombra y me he quedado sin amiga imaginaria para mis noches eróticas y sin sombra que me haga compañía en mi triste caverna melancólica.

Voy de bar en bar buscando a mi amiga imaginaria y mi sombra, pues mi imaginaria amiga y mi sombra suelen viajar por los bares bohemios soliendo buscar nuevas emociones, sentidos y situaciones caóticas. No les culpo que me hubiesen abandonado, pues desde que se conocieron ambos se enamoraron tejiendo su propia historia.

Busco a mi amiga imaginaria y mi sombra sólo para saber que se encuentren bien y si algo necesitan de mí para procuràrselos con mi tan gentil forma y asì tambièn contarles mi última historia.
Cierzo

3 comentarios:

RELTIH dijo...

UNA BÚSQUEDA LARGAAAA.
UN ABRAZO

Andri Alba dijo...

No es fácil encontrarla. Algún día vendrá esa amiga, ya verás. :)

Besos mi querido Cierzo.

:)

Andri Alba dijo...

No es fácil encontrarla. Algún día vendrá esa amiga, ya verás. :)

Besos mi querido Cierzo.

:)