domingo, noviembre 20, 2011

Ansia

No hay como el ansia de comerte, comerte y volverte a comer, y seguir comièndote. Comerte serà un privilegio, una exquisitez, dèjame comer de tus muslos, comer de tus hombros, devorar tus nalgas, escandalizar tus pezones y susurrar en tu cuello "un te quiero", te quiero comer mi tan bella Mujer, Mujeeeeeerrrrrrrrrrr.
Cierzo

2 comentarios:

ReltiH ReltiH dijo...

CUÁNTOS DESEOS NOS PRODUCEN ELLAS!!!!
UN ABRAZO MI PERRITO

Mayte dijo...

Canibal en la piel amada.

Besos.