miércoles, febrero 15, 2012

Escena IV

Ahí estaban los dos cuerpos desnudos y rendidos, jadeando y respirando agitados entre las arrugadas sábanas después de haber vivido la estrepitosa marejada de sensaciones en el cáliz sexual que desataron con sus más íntimos sentimientos durante la noche de sus placeres. El cuerpo de la bruja estaba eclipsado entre el cuerpo del seudo vampiro y ambos se acariciaban sutilmente mientras recuperaban el aliento y vitalidad. Habían bebido durante la noche tragos de martini con vodka, más una aceituna sevillana en cada copa, también bebieron de sus incitantes frutos sexuales para así sentirse vivos queriendo compartir lo mejor de ambos. Pero durante la noche entre tragos y tragos había colapsado la mente del aparente vampiro por su manía de sentirse un semi-dios, pero la hermosa bruja emprendió las estupideces del delirante ser que la acompañaba y así continuaron juntos en su arte amatorio.
Los dioses atentos seguían con lujo de detalles dimensionales cada acto en la escena IV de la singular pareja que habían unido a través de un avatar y así expectantes esperaban los hechos de la próxima escena V.
Cierzo

1 comentario:

ReltiH dijo...

INTENSO, MUY INTENSO CAPITULO!!!!
UN ABRAZO MI PANITA